La Advertising Standards Authority (ASA), organismo que regula la publicidad en el Reino Unido, creó una nueva normativa que prohíbe el uso de filtros por parte de “influencers” en Instagram con fines publicitarios.

Esta medida no afecta a usuarios particulares, sino que sólo a fotos que puedan traer un beneficio a alguna marca de belleza y que pueden resultar “engañosas”.

Es decir, una influencer podrá usar filtros si muestra una comida familiar o una selfie sin nombrar o mostrar ningún producto. Pero no cuando está realizando publicidad de alguna marca, que por consiguiente podría beneficiarse de esto no debe usar filtros. Así también cuando una marca comparte alguna foto.

En el caso de que algún influencer no cumpla esta norma, el organismo advierte que éste o la marca deberán retirar la imagen de la red social.

#filterdrop

El principal movimiento detrás de esto es el #filterdrop, impulsado por Sasha Pallari, quien celebró la normativa.

“No pasa nada si no te atreves a salir en redes sin maquillaje, no pasa nada si no puedes aparecer sin tu iluminación favorita y no pasa nada si no soportas salir sin un filtro. Lo que no está bien es engañar a tu audiencia para que se gaste el dinero en productos cosméticos que no dan los resultados que tú les haces creer. Deja de filtrar tu piel para vender”, publicó Pallari.

La campaña #filterdrop, iniciada hace unos meses, es una forma de hacer frente a la belleza ficticia que se muestra en Instagram, lleno de “influencers” que muestras resultados falsos de “productos milagros”.