La ropa que usamos comunica y eso es un hecho, aunque de ello poco se crea o hable. El vestuario está mucho más asociad a la banalidad, gracias al impacto de la moda que le da un toque superficial. Pero en realidad cada prenda que decidimos poner sobre nuestro cuerpo habla de nosotros.

Se tiende a pensar que este concepto aplica a quienes tienen su estilo definido, a quienes son íconos dentro de su propio entorno, pero la verdad es que no es así. Inlcuso una persona cuya ropa no signifique más que una capa protectora está comunicando eso a través de su vestuario.

De hecho quienes no tienen un estilo definido también lo dan a conocer con los trapos que escogen en el día a día. Y nada tiene que ver el fashionismo aquí, pues alguien que constantemente se pone las prendas in encima perfectamente puede estar comunicando carencias, y de estilo.

La ropa habla por nosotros y una tendencia que brilla estos días y se repite el plato hace temporadas es la de los looks monocromáticos.

look

look

Vestir de un solo color, en el estilo que tu quieras, es una moda que permanece protagonista por diversos factores. Uno de ellos es por lo práctico que es pensar en tus colores favoritos y hacer tuyos diversos diseños para luego combinarlos todos entre sí dentro de un mismo look. Así, una persona no piensa demasiado en qué ponerse cada día.

Otro factor que favorece a la elección de outfits de un mismo color es que elevan de categoría a una persona. Si el contexto es laboral, formal o celebración, un total white, o black o lo que sea, siempre sumará puntos de distinción.

look

Y finalmente, la sensación visual, consciente o no, de que estos looks estilizan la figura. Vestir de un solo tono genera al ojo humano una línea continúa que parece ser interminable, lo que hace que cualquier persona en este tipo de estilo luzca más alta de lo que realmente es.

Looks monocromáticos y mujeres poderosas

Otro ítem a considerar es que un look monocromático genera prestancia y protagonismo. Denota preocupación la elección de prendas del mismo tono para una ocasión en específico. Quien porta esta tendencia siempre será centro de atención, además de englobar todos los puntos recientemente expuestos: elegancia, protagonismo, imponerse y por qué no, aires de poder. 

Una mujer que decide vestir en esta tendencia comunica que se siente a gusto en su rol y quiere que todos lo sepan.

Justo en una jornada mundial como el cambio de mando en EEUU las mujeres que fueron parte de este certamen optaron por el unicolor de mera coincidencia. Hablamos de JLO, Michelle Obama y la vicepresidenta Kamala Harris. 

¡La ropa comunica y queda más que claro!

looks

looks

looks