El mercado de los productos de belleza busca aprovechar como sea el interés de las personas de verse bien físicamente. 

Por esto, son muchos los productos para el pelo y la piel que se ofrecen, aún cuando los beneficios de algunos sean realmente escasos o incluso sean riesgosos para la salud.

Uno de los objetos que se ha vuelto popular en los últimos años son las vitaminas para el pelo. Pero, ¿realmente funcionan?

Mujer tocándose el pelo

Según indica a Telva Alejandro Martín-Gorgojo, dermatólogo de Clínica Dermatológica Internacional, se debe tener cuidado al decidir gastar dinero en ellos, ya que muchas de estas vitaminas aportan muy pocos o nulos beneficios.

“Hay muchas sustancias que son ineficaces porque no tienen base científica, y no son más que un reclamo publicitario", señala.

Dieta equilibrada

Hay estudios que aseguran que ciertas sustancias pueden ser útiles en mejorar la salud del cabello, como los polifenoles (catequina), taurina, zinc, biotina, vitamina D, calcio, Vitaminas complejo B, cistina, biotina, N-Acetil cisteína.

Sin embargo, en muchos de los casos de los suplementos en venta no está demostrado que aporten un beneficio significativo al cabello

Por otra parte, si llevas una dieta equilibrada no necesitarás suplementos, ya que tu organismo se encargará de distribuir los nutrientes necesarios en tu cuerpo. Otra cosa es si tu alimentación es deficiente, y en ese caso sólo tu médico podrá evaluarte y recetarte los medicamentos respectivos.

Plato de comida saludable

Por lo tanto, los mejor es mantener una dieta equilibrada y dar un trato amable al cabello. En cuanto a la caída de este, el doctor señala que es normal que por día caigan unos 100 o 150, por lo que no hay que alarmarse.

Aunque si ya notas que cada vez aumenta más la caída del pelo a un nivel anormal, siempre es mejor consultar a un dermatólogo para que te recomiende productos respaldados científicamente y acordes a tus necesidades.