La maternidad es un proceso difícil. Lejos de lo mostrado en comerciales, donde tener un bebé parece ser sólo momentos de ternura y amor, realmente requiere de mucho esfuerzo, apoyo y la fuerza para soportar incomodidades, dolores, cansancio y la adaptación a la sociedad.

Esto incluye adaptarse al trabajo, algo que resulta un desafío para las mujeres, en especial si en los espacios laborales no están bien habilitados. 

Natalia Duco decidió mostrar algo de lo que significa ser madre de un bebé y trabajar a la vez, mostrando una foto en su trabajo mientras usa un extractor de leche en su cuenta de Instagram (@nataliaduco).

En la foto, publicada este sábado 27 de marzo, se puede ver a la joven madre de Luciano en un gimnasio preparándose para grabar un video. En la imagen aparece Duco utilizando el extractor de leche mientras es maquillada.

Natalia Duco

“Ayer día de grabaciones y aquí un retrato de la vida de una mamá, extractor de leche para todos lados. Hasta en la pega digo, necesito tiempo para mi bebé y para sacarme leche, o, perdón pero tengo las pechugas duras, necesito parar, o sorry pero me mojé la polera con leche…”, comenzó la lanzadora de bala.

“Es fácil mostrar solo lo que uno quiere, pero mi desafío es mostrarme tal y como soy. Y ahora soy mamá y esto es algo tan normal y natural para nosotras”, sentenció.

Luego manifestó: “no se asusten solo son unos extractores de leche, jajaja, es como ser una vaca lechera, literal, a la gente le choca, pero yo ya estoy tan metida en mi papel de súper mami que me encanta transparentar y normalizar la verdadera historia detrás de cada mamá. Esta es mi versión toda empoderada de mamá”.

“La lactancia ha sido lo más difícil de la maternidad”

La deportista y ganadora de MasterChef Celebrity se refirió en el post a lo difícil que ha sido para ella la lactancia. 

“La lactancia es un gran tema, ha sido difícil, para mí lo más difícil de la maternidad, pasé por grietas, te juro que casi se me cae el pezón, sangraba, me dió mastitis, hongos, todo.. pero ahí seguí, día tras día para poder seguir dándole de mi lechita a Luciano”, explicó.

“Nunca pensé lo intenso y complejo que sería este mundo, cada día admiro más a las mujeres, a las madres y sobre todo a la mía. Trato de dar lo mejor de mí para mi hijo y sé que cada una de nosotras está dando lo mejor de sí para ser una buena madre. Cada mamá es distinta a la otra, no hay que juzgar, menos imitar, sigue tus instintos”, manifestó.