A menudo se habla de los fuertes estereotipos que hay en la televisión sobre el cuerpo de hombres y mujeres. Usualmente, y a diferencia de lo que podemos ver en la vida real, en el cine y la TV las tallas llegan hasta un límite muy bajo.

Son muy pocas las mujeres de talla grande que aparecen en los programas y películas, sobre todo en exclusivas galas donde el cuerpo esbelto en vestidos glamourosos son casi un requisito.

Y aunque esto pueda parecer una exageración, muchos testimonios prueban que esto es real. 

Este es el caso del dado por Blake Lively, quien recientemente publicó en sus stories de Instagram que simplemente no pudo encontrar ropa adecuada para ir a un programa de TV tras dar a luz.

La actriz dio a luz a su tercera hija, Betty, en agosto de 2019. Meses después fue invitada al programa de Jimmy Fallon, donde señaló que ninguna de las marcas que solían vestirla tenían en su muestrario su talla. Tampoco pudo encontrar prendas en tiendas.

“Me sentía insegura”

La actriz escribió en sus stories que “no es un buen mensaje el que se manda a las mujeres cuando sus cuerpos no entran en la ropa que las marcas tienen para ofrecerles”.

Storie de Blake Lively

Es confuso. Me hubiese gustado sentirme en aquel momento más a gusto con mi cuerpo, como lo estoy ahora. Ese cuerpo me dio un bebé. Y estaba produciendo toda la comida que este necesitaba. ¡Qué gran milagro! Pero en vez de sentirme orgullosa, me sentía insegura”, escribió Blake.

Si bien, Blake se viste con ropa normal en su día a día, el hecho de que ropa de marca muestra la poca variedad de cuerpos en la representación de las mujeres.

Ante esto, la actriz decidió combinar una blusa semitransparente de Lanvin con un vestido negro de Net-a-porter, logrando un buen resultado, como se puede ver en el programa.