Hace 15 años, Katherine Orellana decidió hacer un cambio radical en su vida. La "morenaza de Rancagua" se hizo un bypass gástrico con el que bajó considerablemente de peso, y hasta el día de hoy sigue preocupada de su salud física a través de la alimentación y el deporte. 

Pero ese cambio le dejó algunas marcas, tal como también le sucedió con la maternidad, y son esas "hermosas imperfecciones" las que quiso destacar con dos fotos en bikini que compartió en su Instagram, acompañadas de una bella reflexión. 

Katherine Orellana

"Orgullosa de lo que soy y de lo que he logrado", comienza el texto que Kathy Orellana compartió en redes sociales y que sus seguidores aplaudieron. "Aquí les muestro sin censura mis hermosas estrías, hermosas imperfecciones y una que otra cicatriz. Algunas son de ser gordita, de lo hermoso que fue ser mamá, de guerrera las muestran mi gran proceso físico casi tatuado en mi piel", continuó. 

Además, aprovechó de aclarar cuáles son las cirugías plásticas que se ha realizado, ya que muchos le preguntan. "¿Ven que no estoy toda operada? Solo me realicé un bypass hace 15 años y me puse implantes hace 7. Lo demás es cuidado en la alimentación y por supuesto el Detox que consumo", explicó, agregando que no por eso descarta nuevas cirugías más adelante. 

Finalmente, agradeció los comentarios, tanto los buenos y los malos que recibe, ya que le alegran la vida. "Gracias a cada uno de ustedes porque con comentarios buenos o malos llenan mis días"

El mejor momento de Kathy Orellana

La artista nacional ha señalado en varias ocasiones que se siente en su mejor momento, más bella que nunca, esto debido a que hace meses que comenzó a preocparse de su peso con tal de mantener una buena salud.

Los resultados que Katherine Orellana ha compartido con sus seguidores son asombrosos, por lo tanto se puso a recomendar el tratamiento que la tiene con cintura de avispa.

Modelando frente al espejo, y con la canción “Linda” de fondo, la cantante presume su nueva figura con total orgullo.

“Me puse más linda”, escribió junto al registro que subió a Instagram.

Kathy Orellana