El dolor de cabeza es uno de los malestares más comunes en la población, pero cuando se trata de migrañas o jaquecas, son las mujeres las más afectadas, y de acuerdo a diversos estudios, esto podría tener relación con temas hormonales. 

La jaqueca o migraña es definida como un dolor intenso y punzante en uno, o a veces en ambos lados de la cabeza, que va acompañado de náuseas, a veces vómitos e intolerancia a la luz y al sonido. Los episodios pueden durar algunas horas e incluso un par de días. 

Estos ataques muchas veces invalidantes, son más comunes e intensos en el género femenino de acuerdo a un estudio realizado en 2018 por Migraine Research Foundation (Fundación de investigación de la Migraña). En él aseguran que en Estados Unidos, un 85% de los casos de consulta por migraña son hechas por mujeres

Elizabeth Loder, profesora asociada de neurología en la Escuela de Medicina de Harvard y jefa de la división de dolor de cabeza y dolor en el Hospital Brigham and Women's confirma el informe: "Es verdad. La migraña afecta de manera desproporcionada a las mujeres ".

El factor hormonal

De acuerdo a Mayo Clinic, la razón de esta alta diferencia tiene que ver con que una de las principales causas de la migraña podría ser hormonal, sin embargo, esto no está comprobado. 

"Las fluctuaciones en el estrógeno, que se producen antes o durante los períodos menstruales, el embarazo y la menopausia, parecen desencadenar dolores de cabeza en muchas mujeres", explican desde la institución médica. 

Por otro lado, son muchas las mujeres que ingieren medicamentos para regular procesos hormonales, lo que afectaría de manera negativa para algunas en estos episodios, pero positiva para otras. "Los medicamentos hormonales, como los anticonceptivos orales y la terapia de reemplazo hormonal, también pueden empeorar las migrañas. Sin embargo, algunas mujeres encuentran que sus migrañas ocurren con menos frecuencia cuando toman estos medicamentos", explican. 

Pero esto no significa que las hormonas sean la única causa, ni que las jaquecas sean un problema hormonal. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que la migraña probablemente se deba a la reacción del cerebro a una interacción compleja entre hormonas, genética y factores ambientales.

La migraña no es un trastorno hormonal”, dice Michael Oshinsky, director del programa de dolor y migraña del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares del NIH al Washington Post. “Eso es un error. Piense en ello como un trastorno muy diverso. Cada paciente tiene que ser diagnosticada con sus propios criterios”. Pero sí está de acuerdo con otros expertos en que las hormonas a menudo desempeñan un papel fundamental, "es probable que haya muchas vías diferentes que no funcionen correctamente en el cerebro y que conduzcan a un ataque", dice. "Es un trastorno de los nervios y el cerebro".

¿Qué hacer en caso de una migraña?

Si bien la prevención a través de un estilo de vida saludable es lo ideal para prevenir este tipo de episodios, cuando ya se está en medio de uno, hay algunas medidas además de los medicamentos que te pueden ayudar. 

En primer lugar y si es posible, debes buscar un entorno tranquilo, y dejar de hacer tus actividades habituales. Intenta relajarte en una habitación en la que no haya mucho ruido. 

Otro punto importante es apagar las luces. Las migrañas suelen aumentar la sensibilidad a la luz, y estar a oscuras puede bajar las molestias. Relájate en una habitación tranquila y oscura, e intenta dormir. 

Aplícate compresas frías o calientes en la cabeza o el cuello. "Las compresas de hielo tienen un efecto anestésico, que podría atenuar la sensación de dolor. Las compresas calientes y las almohadillas de calor pueden relajar los músculos tensos. Las duchas o baños calientes podrían tener un efecto similar", explican en Clínica Mayo.

Toma un café o una bebida cola. En pequeñas cantidades, la cafeína por sí sola puede aliviar el dolor de la migraña en las primeras etapas, o mejorar los efectos de alivio del dolor del paracetamol y de la aspirina. Pero ten cuidado. Beber demasiada cafeína con mucha frecuencia podría ocasionar dolor de cabeza por abstinencia en el futuro.

Toma abundante agua. La deshidratación puede ser una de las razones de la migraña, por lo que este simple ejercicio puede aliviarla.