La menopausia es un proceso normal, que marca el final de los ciclos menstruales de una persona. Se diagnostica después de 12 meses sin un periodo menstrual, y marca el fin de la época reproductiva. La OMS lo define como el cese de la menstruación por más de 12 meses, sin causas patológicas y como resultado de la pérdida de actividad folicular ovárica.

En Chile, la edad promedio en la que llega la menopausia es a los 51 años, pero desde los 40 años se considera un proceso normal. Sin embargo, cuando llega antes de esa edad, se habla de una insuficiencia ovárica prematura, que comúnmente se conoce como "menopausia precoz"

La Insuficiencia Ovárica Prematura (IOP) significa que los ovarios dejaron de funcionar antes de tiempo, por lo que la mujer no ovula y sus niveles de estrógenos y progesterona en sangre disminuyen. Esto produce que pierdan la capacidad reproductiva antes de tiempo, y padezcan algunos síntomas propios de enfermedades relacionadas con edades más avanzadas. 

Principales causas de la menopausia precoz

Aunque puede deberse a la terapia para combatir el cáncer (histerectomía por cáncer de ovarios), así como al tratamiento con radioterapia o quimioterapia, o el consumo de medicamentos con grandes dosis de hormonas, si no es el caso las causas no están bien definidas, pero se relacionan con los siguientes casos. 

  • Enfermedades autoinmunes: entre un 10-30% de mujeres la menopausia precoz se debe a hipotiroidismo, enfermedad de Crohn, lupus eritematoso sistémico o artritis reumatoidea.
  • Condiciones genéticas: el fallo ovárico familiar (FOF) y la galactosemia. Entre un 5 y un 30% de mujeres con menopausia precoz tienen un antecedente familiar con el mismo problema (relación genética). La hiperplasia suprarrenal congénita o el síndrome de Turner pueden provocar menopausia prematura.
  • Infecciones virales: como las paperas o el citomegalovirus.
  • Causas desconocidas: fallo ovárico idiopático.

Síntomas Menopausia

Síntomas de la menopausia precoz

Los síntomas de la IOP son bastante similares a los que presenta una mujer que llega a la menopausia en la edad promedio. Estos son los más comunes:

  • Cambios en el ciclo menstrual
  • Sofocos
  • Aumento de peso
  • Sudores nocturnos
  • Trastornos del sueño
  • Cambios de humor
  • Dolores y sequedad vaginal
  • Problemas urinarios

Sin embargo, muchas mujeres no presentan estos síntomas, y es al intentar quedar embarazadas que acuden al médico y son diagnosticadas con IOP. 

Tratamiento

Lamentablemente, no hay tratamientos para que los ovarios vuelvan a funcionar. Pero sí existen terapias de reemplazo hormonal para enfrentar los síntomas. 

La terapia hormonal sustitutiva mediante píldoras o parches de estrógenos y progesterona es la más utilizada. Esta terapia alivia los síntomas menopáusicos y ayuda a combatir la pérdida ósea provocada por la osteoporosis.

En cuanto a la prevención de la osteoporosis, las mujeres con IOP deben consumir una cantidad adecuada de calcio y vitamina D. Además, es importante realizar actividad física de forma regular y controlar el peso. Así, también se evita sufrir una enfermedad coronaria.