La candidiasis es una infección causada por hongos del género cándida, generalmente por la especie Candida Albicans. Ahora bien, la infección solo se da ante un acelerado crecimiento de estos hongos.

De hecho, la Cándida Albicans se encuentra de forma natural en nuestro intestino, cavidad oral y vagina. Forma parte de nuestra microbiota, y por lo tanto su presencia es esencial y no es para nada dañina en cantidades normales.

El problema es cuando comienza a crecer sin control por diversas causas, provocando una infección micótica que afecta hasta 3 de cada 4 mujeres  en algún momento de sus vidas(Fuente: Mayo Clinic).

Síntomas

Algunos síntomas de la candidiasis son ardor al orinar o tener relaciones sexuales; genitales inflamados, enrojecidos o con sarpullido; picor e irritación en los genitales; secreciones vaginales (acuosa o blanca y espesa); y dolores y molestias vaginales.

Prevención

Pero esta situación se puede prevenir adoptando una serie de medidas, explica la embrióloga y bióloga Antonia González a ABC. Entre las prevenciones se cuentan:

1. Tomar probióticos en tratamientos con antibióticos: la profesional señala que es común que la candidiasis vaginal surja tras tomar antibióticos. Por eso, recomienda tomar probióticos antes, durante y después del tratamiento.

2. Lavarse lo justo y necesario: otra de las causas de esta infección es el lavado excesivo de la zona genital. Por eso, la bióloga recomienda una adecuada higiene femenina, es decir, no lavarse más de una vez al día. Recuerda que esa zona se autolimpia, y el lavado debe ser sólo externo, y jamás darse “duchas vaginales”.

Ropa interior femenina

3. Usar ropa de algodón: es preferible a la tela sintética, que aumenta la humedad.

4. Evitar ciertos alimentos: Gonzalez recomienda evitar el exceso de alimentos con levaduras, azúcar, alcohol, procesados, champiñones, vinagre, quesos curados, chocolate, fermentados, miel y cítricos.

5. Usar un jabón de PH neutro para la zona genital: jamás ocupes jabones normales ni perfumes. Si no tienes jabón íntimo especial, ocupa solo agua.

6. Limpiarse adecuadamente luego de las relaciones sexuales: hay que procurar que sea siempre la parte externa y de adelante hacia atrás.

¿A dónde acudir?

Cabe señalar que este tipo de problema se trata ante un ginecólogo. No obstante, la embrióloga recomienda que en el caso de la la candidiasis sea repetida, acudir a un profesional formado en medicina integral.

“Para tratarlo desde la raíz, es decir, trabajando con el intestino (y el hígado: otro órgano a tener en cuenta en esta patología), a través de la alimentación, suplementación nutricional y realizando un estudio de análisis clínicos completo para descartar otras deficiencias”, explica.