La vulvovaginitis se trata de la inflamación de la vagina y la vulva, una afección que puede afectar a mujeres de todas las edades y se produce por distintas causas (Fuente: Medlineplus).

Mujer con abdomen inflamado

La más frecuente es la candidiasis, que a su vez suele deberse al hongo Candida Albicans, el que está naturalmente en la vagina de la mujer, pero produce infección cuando hay acelerado crecimiento de este.

Asimismo, en verano es muy frecuente que esta afección aumente, debido al uso de bikinis mojados, contacto con la arena o la piscina y el incremento del uso de ropa ajustada, según se indica en el portal de salud Infosalus.

Mujer en bikini

La razón por la que la ropa muy ajustada favorece la vulvovaginitis, se debe a que ésta no deja a la piel transpirar. De esta forma, la zona se calienta y se retiene humedad en la vulva. Esto origina irritación, inflamación o flujo vaginal.

Según los expertos de la empresa de salud Sanitas, esta afección es un caldo de cultivo idóneo para bacterias, virus, hongos y otros microorganismos. 

Cómo evitar la vulvovaginitis

Sin embargo, para prevenir esta afección puedes tomar una serie de medidas. Según el portal Saber Vivir TVE, para evitar la vulvovaginitis debes:

1. No dejarte el bikini mojado por mucho tiempo. 

2. Evita sentarte en la arena o el borde de la piscina, ya que estos pueden ser un foco de contagio.

3. Usa ropa interior de algodón para prevenir la transpiración.

4. No uses suavizantes que puedan irritarte.

5. Controla la incontinencia, ya que las pérdidas de orina aumentan la humedad.

6. Toma probióticos vaginales, los que cada vez son más recomendados por especialistas.