La pandemia ha hecho que el mercado laboral vaya cambiando. El aumento del desempleo ha hecho bajar las pretensiones de renta, y si bien esto se nota poco en el caso de los hombres, en el caso de las mujeres las diferencias son más notorias. 

De acuerdo a un informe elaborado por el área de estudios de Laborum.com, Index, que analiza las pretensiones salariales del postulante comparado con los sueldos de empleos con contrato, de tiempo completo y registrados por la Superintendencia de Pensiones, quienes están en búsqueda de empleo han bajado sus pretensiones salariales de forma mínima, menor a 2% en relación al periodo previo a la pandemia.

Sin embargo, dónde se marca una mayor diferencia es en las solicitudes de sueldo que realizan hombres y mujeres.

En enero de 2020, de acuerdo a este mismo análisis, la diferencia por género era de un 12%. Sin embargo, durante agosto de 2020, la brecha en pretensiones de renta por género llegó a un 18% en personas de mayor edad. 

El menor rango de diferencia se encuentra entre aquellas personas menores de 30 años y es sólo de un 4%. Mientras un hombre pide $712.000 en promedio, las mujeres piden $685.000. Ahora, en el tramo entre 30 y 40 años, la desigualdad va aumentando, llegando a una diferencia de un 11% en las pretensiones de hombres y mujeres. Cada uno pide, $999.000 y $896.000, respectivamente. Luego de alcanzados los 45 años, el género femenino solicita en promedio $1.142.000, mientras que el masculino $1.352.000, alcanzando una disparidad salarial máxima de un 18%.

Desigualdad postulaciones laborales

"Sabemos que el desempleo está afectando fuertemente a todos los sectores, sin embargo históricamente las mujeres nos hemos visto más perjudicadas. Son muchos los factores que influyen en nuestro desarrollo profesional y que se deben ir eliminando, sin embargo queremos recomendar a que las mujeres nos informemos sobre los salarios del mercado para los puestos a los que estamos postulando. Así estaremos acorde con nuestros pares. Y entender, que no existe una diferencia entre conocimientos y desempeño por género. Las mujeres debemos creer en nuestras capacidades y exigir nuestros derechos", comenta María Jesús García-Huidobro, gerente de marketing de Laborum.com

Además, agrega: "Por otro lado, le pedimos a las empresas que fijen sus bandas salariales en relación a la experiencia y habilidades asociadas a cada cargo, eliminando sesgos de género u otros factores culturales que puedan ser discriminatorios y afecten negativamente al clima laboral y la motivación de los equipos. Además de eso es indispensable potenciar la presencia de mujeres en cargos gerenciales o directivos, reduciendo el fenómeno conocido como 'techo de cristal'".

De acuerdo a información del mismo análisis, dentro de la plataforma de Laborum.comlas postulaciones se dividen en un 51% por mujeres y un 49% por hombres. Sin embargo, al igual que el punto anterior a más edad, más diferencia.

Bajo los 30 años, las postulaciones de las mujeres alcanzan un 55%, mientras que la de los hombres un 45%. Pasado los 30, este número se invierte, hasta llegar más allá de los 45 años, en los que hay un número de búsqueda de trabajo de un 39% y un 61%, respectivamente.