Una mujer que se dedica a hacer video-libros para la infancia sorda. Una que busca aplacar el ciberacoso tras el suicidio de su hija. Otra que creó una lechería sustentable… Nueve mujeres de distintos rincones de Chile fueron reconocidas ayer por la Fundación Mujer Impacta por sus distintos aportes a la sociedad. 

Se trató de una emotiva ceremonia y la primera vez en sus más de ocho años de historia que Mujer Impacta la realizó vía streaming para dar a conocer las ganadoras de sus diferentes premios de 2020. El evento fue transmitido a través de las plataformas digitales de Canal 13, ADN Radio, Radio Imagina e Ibero Americana Radio Chile, además del Facebook de Mujer Impacta. 

La ceremonia, que contó con el auspicio del Banco Santander y de COPEC -dos empresas que han sido destacadas por sus aportes a las mujeres, fue conducida por los presentadores Polo Ramírez y Andrea Obaid junto a la directora y fundadora de Mujer Impacta, María Paz Tagle.

Como equipo, en la Fundación Mujer Impacta recibimos e investigamos más de 650 historias durante la pandemia y, pese a que la situación sanitaria no nos permitió realizar una ceremonia de premiación presencial, para nosotros es esencial aplaudir y agradecer a esas mujeres por todo lo que están haciendo”, dice María Paz Tagle.

“Cada una de las mujeres que premiamos está dedicada a resolver una necesidad país y lo hace de manera desinteresada y genuina. Algunas de ellas han vivido una situación dolorosa en carne propia y otras se han encontrado con un problema y, no quedando indiferentes, han decidido abordarlo y hacerse cargo”, comenta Javiera García, encargada de Premios de la fundación.

Aquí, las historias de esas nueve mujeres: 

1 - Mitigar el cambio climático

Natalia Rebolledo (38) nunca vio tanta necesidad de tomar acciones concretas para adaptarse al cambio climático como cuando se cambió a la Región de Coquimbo. Hace cinco años creó la Fundación Un Alto en el Desierto, una organización sin fines de lucro que hoy apoya a 15 escuelas rurales que reciclan “aguas grises”, ahorrando lo equivalente a 100 camiones aljibe al año. Con su iniciativa ha ayudado a más de 20.000 personas. 

2 – Nueva instancia de empleabilidad 

Marisol Alarcón (36) busca luchar contra dos paradigmas: por un lado, la baja participación femenina en la industria tecnológica; por otro, la creencia de que se necesita un diploma universitario para agregar valor a la sociedad. Hace cinco años, fundó Laboratoria en Chile, un startup social que entrega una carrera en tecnología a mujeres que no han tenido oportunidades de acceder a educación de calidad. A la fecha, 500 mujeres han egresado de los cursos. 

3 - Lectura para todos 

Acercar el universo literario para todos los habitantes de la Región de Los Lagos ha sido siempre una determinación de María Teolinda Higueras (62). Hace décadas ayudó a fundar la biblioteca de Quemchi y, desde 2016, cuenta con su propia Bibliolancha Itinerante, única en todo el país, y que visita cada isla del archipiélago para que los habitantes de estas puedan ir a visitar la biblioteca y también recibir capacitaciones y talleres culturales. 

4 - Acogida de niños 

Luego de ver a niños muy chicos trabajando en Curicó por unas pocas monedas, Silvia Sittler (60) resolvió hace más de 20 años crear la Corporación NAIM, una entidad privada sin fines de lucro cuya misión es acoger durante el día a niños, adolescentes y familias que viven en marginalidad social y vulneración de derechos. El lugar busca ser un espacio de acogida, donde los niños compartan entre ellos. Solo en 2020, ha apoyado a más de 300 niños y familias. 

5 – Cuentos para la infancia sorda 

Cuando Natacha Valenzuela (50) descubrió que la infancia sorda no conoce el español y, por ende, la lectura como los demás la conocen, resolvió actuar. Tomó algunos libros de cuentos que había escrito y junto a un grupo en Viña del Mar los convirtió en varias obras literarias adaptadas para la comunidad sorda: videolibros en lengua de señas. Tras más de cinco años, ha beneficiado a cientos de familias y niños.  

6 – Una batalla contra el cáncer 

Después de que su tercera hija fuera víctima del cáncer, Mónica Arteaga (63) sintió la responsabilidad de apoyar a familias como la suya. Hace 19 años creó la Fundación de Ayuda al Niño Oncológico Casa Sagrada Familia, en Santiago, que puede recibir simultáneamente a 30 niños con su apoderado. A la fecha ha apoyado a más de 400 familias y hoy busca construir un hospice pediátrico, donde recibirá a niños que estén en la etapa final de su vida.

7- Atajar el ciberacoso 

Evanyely Zamorano (46) y su marido vivieron lo peor que le puede pasar a los padres: su hija Kathy se suicidó en 2018 debido a varios episodios de ciberacoso que no lograron detectar. Durante el duelo, crearon la Fundación Summer con el objetivo de sensibilizar a las comunidades escolares del país respecto del acoso y prevenir el suicidio juvenil. Solo en 2019 dieron más de 200 charlas a distintas comunidades educativas, impactando a más de 80.000 personas de forma directa. 

8 – Granja agrícola

Karen Berríos (38) nació y creció en el campo y desde los 16 años ha ayudado a los vecinos del sector. Hoy, es directora de Lechería Sustentable en la comuna de Fresia, Los Lagos, una granja agrícola donde siempre está vinculada a su comunidad mediante juntas de vecinos, clubs deportivos, centros de padres. Desde ahí, Karen promueve el manejo de las praderas, con la conservación y gestión ecológica del bosque nativo de la comuna de Fresia. Con esta iniciativa, ha ayudado a más de 1.000 personas del sector.

9 – Apoyo a padres de niños oncológicos

Tras vivir la triste muerte de su ahijado por cáncer, Elena Bolados (54) se dio cuenta de lo difícil que es para una persona de regiones, como Coquimbo, poder tratarse. Esto la motivó a gestionar la Organización de Padres de Niños Oncológicos, a través de la cual se les ayuda con recursos, pañales, útiles, acompañamiento, reembolso de pasajes y apoyo psicológico durante el tratamiento de sus hijos. Actualmente, representa a casi 200 familias que tienen hijos con cáncer y ha visto fallecer a más de 90 niños.