El informe  “Diversidad en la empresa y representación de minorías” (2018) publicado por EAE Business School, da datos reveladores sobre la inclusión y brecha de género en el mundo.

La recopilación aborda cuatro áreas en torno a las acciones voluntarias de las organizaciones para la aumentar la inclusión: el género, la edad, la cultura y la capacidad funcional. Se basa en datos de distintos países de todos los continentes.

Empresas y diversidad de género

En cuanto a diversidad de género, podemos observar que en general la las compañías con mayor índice de diversidad de género tienen hasta un 21% más de beneficio económico, y un 27% más de creación de valor.

EAE basa estas cifras en el informe McKinsey (2017) al analizar datos de más de 1.000 compañías en 12 países en los que se midió rentabilidad y creación de valor a largo plazo. 

Tabla del informe sobre inclusión de género y rentabilidad de las compañías

Allí se puede observar que las empresas que son más inclusivas en género, también tienen un 15% más de probabilidades de experimentar una rentabilidad superior a la media.

Por otra parte, volviendo al informe de EAE, este arroja que pese a aumentar la rentabilidad, sólo el 38% de las mujeres alcanza puestos de responsabilidad, en oposición a un 62% de los hombres que lo hacen. Asimismo, solo el 6,4% de las mujeres llega al nivel más alto de la organización.

Brecha de género en el mundo

Según cifras de Gobal Gender Gap de 2020, ningún país en el mundo tiene actualmente cerrada la brecha de género.

Los países que más han disminuido su brecha de género, Islandia, Noruega, Finlandia, Suecia, Nicaragua, Nueva Zelanda, Irlanda, España, Ruanda y Alemania. 

Brecha de género en países

Chile se encuentra en el puesto número 57, subiendo de la posición 63 en 2017.  Por encima se encuentran los países latinoamericanos Nicaragua, Costa Rica, Colombia, México, Cuba, Uruguay, Bolivia, Panamá y Ecuador.