Este 2020 sigue sumando sucesos históricos y uno de ellos sucede hoy, 21 de diciembre, que culminará con la conjunción planetaria entre Júpiter y Saturno que no se daba hace 800 años con la intensidad de hoy y que volverá a ocurrir en 60 años más.

La conjunción es el acercamiento de ambos planetas cuyo cruce genera la ilusión óptica de mezclarse y ser uno solo, con forma de estrella, como la "Estrella de Belén".

Observadores describen este fenómeno de la siguiente forma: “como una sola estrella brillante en lugar de como dos planetas”.

Este fenómeno astronómico se asocia a la "Estrella de Belén" que guió a los Reyes Magos hacia el nacimiento de Jesús, de acuerdo al Nuevo Testamento, en el Evangelio de Mateo según señala T13.

Lo que hace especial este evento es que coincidirá con el solsticio de verano, que hace los días más largos y las noches más cortas.

Se recomienda apreciar este fenómeno ojalá en un lugar con vista despejada al cielo, ya sea un parque o el campo, y presenciarlo una hora después de la puesta de Sol.

Conjunción

La Gran Conjunción y la astrología ¿Cómo aprovechar la energía?

Pero más allá de el fenómeno en sí y su relación con la religión, desde el punto astrológico también suceden aspectos históricos.

Esta Gran Conjunción cambiará la manera de vivir y sentir que acarreamos hace 400 años. Este cruce de planetas hará que pasemos de elemento Tierra a Aire, porque sucede cuando Júpiter entra en Acuario, justo al momento en que se alinea con Saturno. Este nuevo ciclo, regido por el elemento Aire, perdurará hasta el año 2200. ¿Cómo nos afectará todo esto?

Cambios sucederán sin duda y prometen buenas energías. El llamado es dejar atrás las obsesiones en general para centrarnos en temas más espirituales, de bienestar y reflexión. 

La Gran Conjunción nos invita al inicio de una nueva era, de emprendimiento, ideas y energía abundante que nos moverá a hacer cosas por nosotros mismos y por los demás.

En cuanto al horóscopo, el cambio a la era Acuario nos hará más fácil la forma de ver el mundo. La mente de todos se abrirá a nuevos conceptos y creará un futuro distinto al de hoy, mucho más místico.

Para la astróloga e influencer Mía Astral (@mia_astral) hay que dejar de vivir pensando en imposiciones y en lo que "debe ser". 

 

 "En estos días estamos 'recalibrando todo', y al mismo tiempo empezamos a sentir la presión cultural de llegar a término con resoluciones que ya tienen mucha carga impositiva, lo mejor es dejarte ser para no repetir patrones esta vez", expresa en sus redes sociales.

Mía nos invita a "escaparnos de los 'debo ser', ocupar un espacio que nos llene de luz por dentro", además de "terminar el año con agradecimiento".

Se repite en astrología que este es momento de cerrar ciclos para dar paso a nuevos comienzosEl ritual es de despedida y agradecimiento, para salir al disfrute de la vida y la celebración.

Por lo tanto, este 21 de diciembre nos invita a agradecer, soltar, pensar en positivo y celebrar.