La pandemia no solo llegó a cambiar nuestra forma de trabajar, comprar y relacionarnos, sino que también nuestra vida sexual. Así lo confirman cifras a nivel mundial que indican que con la crisis sanitaria junto al confinamiento obligatorio y el distanciamiento social, aumentó la compra online de juguetes eróticos y condones.

Por ejemplo, en Italia se registró un aumento de un 60% en la venta de artículos eróticos, en Francia un 40%, en Estados Unidos un 75% y así sucesivamente.

Y Chile no es la excepción, según cifras entregadas por el sexshop Starsex la venta online aumentó en un 200% desde que a mediados de marzo debieron cerrar sus dos tiendas ubicadas en Providencia y Santiago Centro, a raíz de la crisis sanitaria y las cuarentenas en las comunas respectivas, quedándose con solo la posibilidad de seguir funcionando a través de sus plataformas virtuales.

Geraldine Acevedo, dueña de la cadena Starsex, explica que “el crecimiento fue impresionante, porque si bien operamos hace años con venta online, nunca, en más de 10 años presentes en el mercado, habíamos tenido estas cifras. De hecho, en un momento fue tan expansivo que comenzamos a quedarnos sin stock de los productos más cotizados, tales como lubricantes, vibradores, condones y lencería, entre otros”.

“Los nuevos consumidores de nuestros productos no solo se motivaron por las nuevas sensaciones, sino que también por la facilidad y discreción que implica la compra en línea.  En tan solo minutos y con un par de clics, pides el producto que quieres para que llegue a la puerta de tu casa”, agrega Geraldine.

Para poder entender este boom de los juguetes que ya venía abriéndose paso antes de la pandemia, Marisol Castillo, Psicóloga y Experta en sexualidad y Tantra Contemporáneo, explica que “con las cuarentenas, muchas parejas que no conviven, han dejado de verse por varias semanas y hasta meses. Esto, sin duda, ha permitido que aparezca la posibilidad de agregar estos juguetes al sexo, como una forma de seguir conectado eróticamente con el otro”.

Juguetes sexuales

“Los juguetes sexuales, en especial esos que se pueden usar a distancia mediante una aplicación en el celular, permiten acortar la distancia con el otro, y abren un mundo de nuevas sensaciones y placer. Ahora, por otro lado, muchas parejas que no se distanciaron por las cuarentas, han decidido renovar sus vidas sexuales con estos artículos, descubriendo sus múltiples beneficios y funcionalidades”, agrega la experta.

Ahora, quienes están solteros en esta pandemia y que hasta ahora no habían experimentado con este tipo de productos, también se transformaron en nuevos consumidores.

“Los juguetes sexuales y la cosmética erótica en tiempos de pandemia entrega algo vital: vivir una vida sexual 100% segura, ya que ahora no solo está en juego el riesgo de contraer algún tipo de enfermedad venérea, sino también el riesgo de contagiarse de covid -19, algo que no pasará mediante la práctica de la masturbación, por ejemplo”, puntualiza Marisol.