Este 1 de marzo comenzaron las clases en las escuelas de Uganda, luego de que el presidente Yoweri Museveni suspendiera el cierre de emergencia originado por la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, la cuarentena sacó a la luz un terrible problema: miles de niñas y adolescentes estarían embarazadas, muchos de estos casos originados tras abusos sexuales mientras trabajaban para sus padres o en su casa durante la pandemia.

Es por esto que muchas de estas alumnas no podrán volver a clases debido a su condición, indica Daily Monitor.

Según cifras dadas por los distintos distritos, las niñas embarazadas serían miles.

Clases

Según explicó el oficial de programas de Raising Voices, Hassan Muluusi, “los informes de Ngora, Kitgum, Kyegegwa, Lyantonde y Kasese indican que 2.300 niñas menores de edad fueron agredidas sexualmente y quedaron embarazadas durante el encierro".

Por su parte, la Diócesis de Kitgum estima que unas 3.430 adolescentes entre 14 y 16 años quedaron embarazadas entre marzo y octubre de 2020 en los distritos de Kitgum,  Lamwo, Agago y Pader, indica Daily Monitor.

En sólo el distrito de Kabale, se habrían registrado 1.014 embarazos adolescentes en los centros de salud entre enero y septiembre de 2020, indica la funcionaria principal de libertad condicional y bienestar social, Monica Muhumuza Nzeirwe.

Sin embargo, asta cifra a nivel país podría ser enorme. En diciembre de 2020, la asesora interina de género en el Ministerio de Educación y Deportes, Rosette Nanyanzi, aseguró que el ministerio había registrado más de 100 mil casos de niñas embarazadas en pandemia.

Casamiento con abusadores

Según explicó Hassan Muluusi, muchas de las niñas embarazadas tras abusos, “fueron obligadas a contraer matrimonio precoz o no deseado”.

Mujeres con sus hijos en la espalda

Aron Isabirye, director ejecutivo de Infinity Network Development Foundation Uganda, señaló que unas 130 menores de edad se casaron durante el encierro de Covid-19 en el distrito de Lwengo.

Hay muchos casos que no se denuncian cuando los padres se han confabulado con los perpetradores para resolver el asunto en secreto”, dijo.

Por su parte,  Alfred Besigensi, funcionario de salud del distrito de Kabale, afirmó que es probable que los embarazos adolescentes se dupliquen para fines de 2021.