Desde hace unos días, en las redes sociales y sitios web de las farmacias se ha alertado a las mujeres que han tratado de comprar online anticonceptivos, que solo pueden hacerlo con receta médica.

Esto, por una disposición del Instituto de Salud Pública (ISP), en el que se está exigiendo presentar receta médica para comprar cualquier medicamento con condición de receta simple. Lo que incluye los anticonceptivos, a excepción del anticonceptivo de emergencia.

A raíz de esto, muchas mujeres han reclamado contra esta exigencia en redes sociales, al punto que el término “anticonceptivos" se convirtió en trending topic en Twitter.

Twitter Trending Topic anticonceptivos

“Piden receta para comprar #anticonceptivos y ni si quiera hay horas para ginecología”, “están alterando el sistema hormonal de miles de mujeres. ES GRAVISIMO #anticonceptivos”, “Poner restricciones para adquirir #anticonceptivos en medio de una pandemia es de un nivel de descriterio impresionante”, fueron algunos de los comentarios.

Ministra de la Mujer se refirió a la medida 

Ante el descontento general, la ministra de la Mujer, Mónica Zalaquett, anunció este lunes a través de su cuenta de Twitter que está realizando gestiones para que el ISP revierta la medida.

"Estamos realizando gestiones para que el ISP revierta en el más breve plazo la disposición de exigir receta médica para la compra de anticonceptivos. Esta medida vulnera aún más a miles de mujeres que ya enfrentan situaciones complejas por esta pandemia", escribió la autoridad en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la diputada y miembro de la Comisión de Mujeres, Patricia Rubio, afirmó que “es inexplicable que se esté exigiendo receta médica para los anticonceptivos, dificultando de esta manera el control de la natalidad de las mujeres, justo en momentos en que hay que evitar los desplazamientos y salidas. Basta de poner en peligro la salud reproductiva de las mujeres en Chile”.

Asimismo, la diputada y miembro de la Comisión de Salud, Andrea Parra, manifestó que “la disposición del ISP vulnera los derechos sexuales y reproductivos. Exigimos que se revierta el criterio y se puedan comprar anticonceptivos sin receta médica. El Estado no puede agregar más incertidumbre y estrés a las mujeres”.