Un horrible caso de matrimonio infantil ocurrió este año, cuando una niña de 13 años fue secuestrada y obligada a casarse con un hombre musulmán de 44 años en Pakistán, quien además la convirtió forzosamente al Islam. 

La joven ya fue rescatada por policías y vive en una casa familiar con control de asistentes sociales. Además, este 9 de diciembre se realizó por fin la formalización contra el hombre por violar la ley contra el matrimonio infantil y violación, indica ACN Chile.

Arzoo Raja

Según indicó el propio padre de la niña, llamada Arzoo Raja, ésta fue secuestrada el 13 de octubre desde su casa ubicada en Karachi, luego de que sus padres se fueron a trabajar, consigna Daily Mail.

Sin embargo, cuando la policía se puso en contacto con la familia dos días después, le dijeron que su “esposo” ya había obtenido un certificado de matrimonio con ella, ante el impacto de sus padres.

El hombre, el musulmán Azhar Ali, habría mentido sobre la edad de Arzoo para obtener el certificado, diciendo que tenía 18 y que se había convertido por su cuenta al Islam, siendo que la adolescente era cristiana.

Arzoo Raja

Incluso se han presentado declaraciones juradas falsas en el tribunal para “demostrar” que la niña tiene 18 años.

Mucho se ha criticado a la justicia de Pakistán, que tardó una serie de audiencias judiciales antes de dar la orden de arresto. De hecho, un juez afirmó que la adolescente se convirtió al Islam voluntariamente.

“Muy a menudo se amenaza a las niñas para que hagan declaraciones ante el tribunal diciendo que se han casado y se han convertido al Islam por su propia voluntad”, dijo Nasir Saeed,  director del Centro de Ayuda Legal, Asistencia y Asentamiento (CLAAS) de Reino Unido.

Arzoo Raja

En una de estas audiencias judiciales, la niña trató de ir a reencontrarse con su madre, pero el hombre que se hacía pasar por su esposo no la dejó, agarrándola fuertemente del brazo.

Finalmente, el Tribunal Superior de Sindh declaró por fin ilegal el matrimonio y ordenó en noviembre que las autoridades rescataran a la joven. Los policías lograron dar con Arzoo y su secuestrador, quien fue arrestado y llevado ante tribunales.

Azhar Ali arriesga solo hasta dos años por violar la ley contra el matrimonio infantil, mientras que por violación arriesga desde 10 años a la pena de muerte.

La niña vive actualmente en un albergue estatal, donde se le permite ahora recibir a sus padres, quienes luchan porque dejen a la joven regresar a su hogar.