Este jueves comenzó la cuarentena en 42 comunas de Chile, sumando en total 171 al contabilizar las comunas que ya se encontraban en Fase 1. Esto a raíz del aumento de los casos de coronavirus, los que tienen actualmente al sistema sanitario saturado.

El Gobierno anunció además que este fin de semana se suspenderá el permiso de desplazamiento. 

En este contexto, Carabineros y el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género recordaron que las mujeres que sufren de violencia son una excepción, ya que aún en cuarentena no necesitan contar con ningún permiso para salir a denunciar, existiendo un instructivo vigente que lo permite.

La general Karina Soza, directora de DDHH y Protección Familiar de Carabineros, señaló que “no es necesario salvoconducto ni sacar un permiso, no importa que estemos en toque de queda para denunciar”, agregando que “esta es una tarea de todos, no es un delito intramuros".

Por su parte, la ministra Mónica Zalaquett hizo un llamado a las mujeres para que “sepan que no están solas. Mañana el 70% de nuestro país entra a cuarentena. Sabemos lo que eso implica, sabemos que muchas mujeres a lo largo del país van a tener que convivir con un eventual agresor".

Fono de orientación a la mujer violentada

La ministra recordó que existe el número del "WhatsApp silencioso" (+569 9700 7000), o el 1455, fono de orientación del Ministerio de la Mujer, que funciona 24 horas.

Durante el 2020 las llamadas al 1455 aumentaron un 148% en comparación con 2019. Mientras que los llamados al número "familia 149" de Carabineros también lo hicieron en un 97%.  Sin embargo, gracias a la cuarentena las denuncias por violencia que llegaron a las policías y al Ministerio Público disminuyeron. 

Casos anteriores

Ya han habido casos anteriores en que Carabineros detiene a mujeres que iban a denunciar a sus agresores. En agosto del año pasado, se detuvo por violar el toque de queda a una mujer de 26 años que iba a denunciar a su pareja.

No obstante, la Fiscalía señaló que se evaluó el caso y señaló que Carabineros no procedió correctamente. “Carabineros debió haber adoptado el procedimiento por violencia intrafamiliar en lugar de haber detenido a la imputada, porque ante la posible agresión, esta presunta infracción a la norma sanitaria estaba justificada”.

En Pichilemu ocurrió otro caso similar, cuando una mujer fue detenida por Carabineros cuando iba a denunciar una violación. Pero fue la misma Corte de Apelaciones de Rancagua la que declaró su sobreseimiento, liberándola de los cargos por infracción sanitaria. Por lo que quedó en libertad y sin medidas cautelares.