Durante la madrugada de este martes 2 de marzo, todas las 279 niñas secuestradas en una escuela de Nigeria fueron liberadas. Si bien, al principio la policía dijo que habían sido 317 las alumnas raptadas, luego se corrigió la cifra a 279.

Fue entre la noche del jueves y la madrugada del viernes pasado que se produjo el secuestro, cuando una banda armada ingresó a la escuela gubernamental en la ciudad de Jangebe, estado de Zamfara.

Amenazando con armas ingresaron al dormitorio de las chicas, y se llevaron a 279 de las aproximadamente 600 niñas que se encontraban en los cuartos del recinto.

El gobernador del Estado de Zamfara, Bello Matawalle, afirmó que unos  “bandidos arrepentidos” colaboraron en la liberación tras negociaciones, indica France 24.

Están a salvo. Vamos a llevarlas a un centro médico para que determinen su estado de salud”, dijo Matawalle.

Niñas liberadas de secuestro en Nigeria

El presidente Muhammadu Buhari expresó una “abrumadora alegría” en su cuenta de Twitter, y señaló que las estudiantes fueron llevadas a un auditorio de la sede del Gobierno en Gusau en varios minibuses. 

Según ABC, la mayoría de las niñas parecían estar ilesas, pero unas 12 tuvieron que acudir al hospital para recibir tratamiento. Las estudiantes estaban descalzas, y tenían heridas en los pies.

“Nos amenazaban con dispararnos si nos parábamos”

Algunas alumnas describieron lo que vivieron. Una alumna contó cómo fue cuando llegaron los sujetos.

“Estábamos durmiendo por la noche cuando de repente comenzamos a escuchar disparos. Estaban disparando sin cesar. Nos levantamos de nuestras camas y la gente dijo que deberíamos correr, que eran ladrones (…) Tenía mucho miedo de que me dispararan. Dijeron que el director es nuestro padre y que nos darían una lección”, afirmó.

Niñas liberadas de secuestro en Nigeria

Farida Lawali contó a la agencia Reuters que los secuestradores las llevaron a un bosque cercano a su escuela.

Caminábamos entre las piedras y las espinas, y a las que no podían moverse las cargaban. Nos golpeaban con sus armas, algunas lloraban sin dejar de caminar”, dijo.

Secuestros en escuelas en Nigeria

El padre de una de las estudiantes, Lawal Abdullahi, aseguró que estas acciones no solo buscan fines económicos, sino disuadir a las niñas de recibir educación “occidental”.

“Es una estratagema para negar que nuestras niñas obtengan la educación occidental en la que estamos muy atrás (…) No debemos sucumbir al chantaje. Mi consejo al Gobierno es que deben tomar precauciones inmediatas para detener más secuestros", aseveró.

Los secuestros de niños en escuelas se han vuelto comunes por bandas armadas en Nigeria. Aunque oficialmente el Gobierno señala que estos sujetos actúan con fines económicos, para pedir recompensa,  algunas bandas lo hacen influenciados por grupos yihadistas (grupos terroristas de una minoría radical del Islam).